El Ropón Bautismal: una prenda con historia y gran linaje

Para los cristianos el bautismo señala el ingreso del bebé a la comunidad cristiana.  La celebración de los bautizos significa un acto social y religioso en el que hay determinadas normas que respetar en cuanto a protocolo y la elección del ajuar del bebé es una de las más importantes.

Durante siglos el bautizo ha representado un momento decisivo en la vida de los seres humanos criados en la fe cristiana. El primero, y más importante, de los sacramentos de la iglesia y todo un suceso dentro de la vida familiar. Elegir a los padrinos de bautizo representa una decisión de vida esencial y justamente en ellos recae la decisión de elegir el ajuar que portara el infante durante la ceremonia.

Vestir de blanco, es lo apropiado, pensemos que la vestimenta lo recubre por fuera, y es símbolo de la blancura, de la pureza y paz que el infante lleva por dentro. También es costumbre que los padrinos sean los encargados de vestirlo antes de la ceremonia, colocar un escapulario o medalla de la virgen o del ángel de la guarda en el cuello del niño como símbolo de consagrarlo a ellos.

Un poco de historia

El ropón es una prenda elegante que se utiliza para vestir al bebé durante la ceremonia de Bautizo, se fabrica en telas como el organdí, organza de seda natural, tafetanes, entre otras y se adorna con bordados, puntillas y cintas de raso. Aunque los inicios de esta prenda datan desde los Egipcios, la historia cuenta que en la Edad Media, cuando gran parte la humanidad se convierte al cristianismo, las ceremonias de bautizo se comienzan a dar en niñez. Hasta el siglo XVII era común sumergir a los bebés en agua durante la ceremonia del Bautismo, con el paso del tiempo la inmersión total de los infantes fue suprimida y se reemplazó el paño por un vestido largo blanco, de corte muy largo, de telas suaves, hermosamente decorado, inspirado en las vestimentas de los pequeños niños de la Corte Real que en ese entonces usaban vestidos, tanto niñas como varones. La utilización de estos vestidos se convierte en una tradición de las familias reales europeas y posteriormente se extiende a los mayores rangos sociales, se utiliza tanto como para varones como para mujeres, estos vestidos son conservados pasando de generación en generación en una misma familia, ejemplos actuales son el  Vestido de Cristianar usado por Realeza Sueca en el 2012, los utilizados por la Familia Real Española y todos aquellos que vemos en los bautizos de integrantes de la alta sociedad. Esta tradición se extendió mayoritariamente en  países con alta inmigración Europea y sigue en vigencia.

Sigan pendientes del blog, para en la siguiente entrega, descubran los ropones más icónicos en la historia de la aristocracia.

VIKTOR GALLEGOS

Fashion stylist
Blogger de moda como Mr. Gallegos, profesor de la materia cultura de la moda, coordinador editorial de Fashion news y amante de la cultura pop.

COPYRIGHT © 2017 LUCAGOBBI MAGAZINE | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
Las opiniones expresadas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de cada autor y no necesariamente representan la opinión de la revista.